Mutaciones

La enfermedad de Pompe es una enfermedad hereditaria causada por una mutación del gen alfa glucosidasa ácida (GAA), que se encuentra en el brazo largo del cromosoma 17 (locus 17q25.2-q25.3).

Como trastorno autosómico recesivo, la enfermedad de Pompe solo se presenta cuando un individuo hereda dos alelos mutantes, uno de cada progenitor . Ausems MG, Verbiest J, Hermans MP, et al. Frequency of glycogen storage disease type II in The Netherlands: implications for diagnosis and genetic counseling. Eur J Hum Genet 1999 Sep; 7(6): 713-6. La mayoría de los pacientes son heterocigotos compuestos, lo que significa que han heredado dos mutaciones diferentes. Hasta la fecha se han identificado casi 300 mutaciones diferentes del GAA, aunque no todas se consideran patogénicas. Continúan notificándose nuevas mutaciones del GAA y el Centro Pompe de la Universidad Erasmus (Rotterdam) mantiene un catálogo actualizado (disponible en www.pompecenter.nl).

Correlaciones genotipo-fenotipo

En general, no se sabe a ciencia cierta la correlación genotipo-fenotipo; puede existir una significativa heterogeneidad clínica entre pacientes con mutaciones similares o idénticas. Una excepción es la presencia de dos mutaciones anuladoras, lo que resulta en una ausencia completa de actividad de la enzima GAA. Este genotipo da lugar a un inicio precoz de la enfermedad durante el primer año de vida y a una progresión rápida y severa de la enfermedad. Sin embargo, es necesario llevar a cabo más estudios para entender mejor las relaciones genotipo-fenotipo, ya que no puede presuponerse una correlación en ningún paciente en concreto . Hirschhorn R, Reuser AJ. Glycogen Storage Disease Type II: Acid α-Glucosidase (Acid Maltase) Deficiency. In: Valle D, Beaudet AL, Vogelstein B, Kinzler KW, Antonarakis SE, Ballabio A, Gibson K, Mitchell G., eds. The Online Metabolic and Molecular Bases of Inherited Disease. OMMBID.  La progresión de la enfermedad de Pompe en muy variable y puede ser impredecible, especialmente en los pacientes cuyos síntomas aparecen en una edad más tardía. Todavía se está estudiando la patología a nivel molecular de la enfermedad y los factores —tanto genéticos como ambientales— que pueden influir en la progresión y el desenlace de la enfermedad.

Análisis de mutaciones 

Aunque el análisis de mutaciones no pronostica necesariamente los desenlaces de la enfermedad, sigue siendo una herramienta importante que puede ayudar a confirmar un diagnóstico inicial y ser útil en las pruebas prenatales, a portadores y familiares.